El pilates es un estilo de ejercicio físico que sirve para lograr mantener el cuerpo en una perfecta condición de salud, y además de brindar ciertas herramientas para así mejorar la autoconfianza, manejo del estrés y poder alcanzar un estado óptimo de paz interior, así lo reporta Francisco D’Agostino.

Lupy Balza, instructora de pilates señaló que esta disciplina tiene infinitos beneficios para la salud, pues ayuda a una mejor oxigenación de los músculos, fortalecimiento óseo y muscular, también para la estilización de la figura y también ayuda en tema de agilidad, motivación y la coordinación.

Sirve también para ayudar en la recuperación de lesiones causadas por parte de tratamientos post quirurgicos.

Una disciplina variada, divertida e intensa.

Javier Balza, quien lleva más de 20 años de experiencia como instructora señaló que el pilates es un método de ejercicio muy intenso y muy efectivo que está al alcance de cualquiera porque el progreso en los ejercicios se alcanza paso a paso.

Se realizan ejercicios tanto en el suelo usando un mat o esterillas para yoga, o por medio de implementos como las pelotas, los bastones, algunas cuerdas y banda elástica. Las clases tienen una duración aproximada de 45 a 60 minutos y constan de tres partes: acondicionamiento neuromuscular para completar el calentamiento, el tipo de ejercicio como tal y un espacio de meditación que se realiza en la oscuridad para favorecer el enfoque y la concentración.

Una herramienta frente a la pandemia.

La instructora Balza indicó que el pilates brinda ciertas herramientas para trabajar mente y cuerpo y también la conexión entre ambos lo cual es bastante importante en estos tiempos complicados y críticos por la pandemia del COVID-19 y la cuarentena que ha aumentado los niveles de ansiedad y la dificultad para enfrentar la situación.

El pilates ayuda a desligarnos de cierta manera de nuestros problemas y el entorno, de preocupaciones que surgen en la actualidad y nos permite crear armonía para con nosotros mismos.

También resaltó que es super importante que las personas dispongan de un instructor con certificación pues si no tienen una guía pueden causar lesionar con gran facilidad al realizar los ejercicios. Existe la metodología para todos y cada uno de los movimientos, así como un trabajo enfocado en la respiración (inhalaciones profundas y exhalaciones lentas) que permite alcanzar una fluidez para los movimientos de esta increíble técnica.

Un fresco entrenamiento cuerpo-mente

Al hacer énfasis en la respiración, una alineación correcta en columna y pelvis y concentrar todo en movimientos suaves y fluidos, se logra una sintonía con el cuerpo. De hecho aprendes a controlar sus movimientos.

En el pilates se valora la calidad de movimiento por sobre la cantidad de repeticiones realizadas. Una respiración adecuada es primordial ya que ayuda a ejecutar movimientos con mayor potencia y eficiencia. Por último pero no menos importante, aprender a respirar de una manera puede reducir el estrés y ayuda a mantener un mejor enfoque.

Desarrollar núcleos fuertes: zona abdominal plana y espalda más fuerte

El pilates desarrolla un fuerte núcleo o “centro del cuerpo”. El núcleo está conformado por músculos abdominales profundos y desarrollados junto a los músculos más cerca de la columna. El control de este core se realiza integrando el tronco, cintura escapular y pelvis.

Gana musculatura más larga y delgada y mayor flexibilidad

Los entrenamientos más tradicionales son con soportes de peso y desarrollan músculos cortos y más voluminosos visualmente, el tipo de músculo que es más propenso a lesiones. El pilates los fortalece y alarga, mejorando así la elasticidad del músculo y el movimiento articular. El cuerpo con una fuerza y flexibilidad equilibrada tiende a ser menos propenso a lesiones.

Crea un cuerpo acondicionado de manera uniforme y mejora el rendimiento deportivo y ayuda a prevenir lesiones.

Muchos de estos entrenamientos convencionales tienden a desarrollar los mismos músculos. Esto hace que músculos débiles tiendan a debilitarse de alguna manera y los músculos más fuertes a fortalecerse mucho más. Esto da un resultado de desequilibrio muscular el cual es una de los principales causantes de lesiones y dolores de espalda crónicos.

El pilates se encarga de acondicionar todo el cuerpo, incluso tobillos y pies. Ningún grupo muscular estará sobreentrenado o entrenado de mala manera. Toda la musculatura está en equilibrio y acondicionada de una manera uniforme, lo que ayuda a disfrutar las actividades del día a día y lograr una mayor efectividad a nivel deportivo, un mejor rendimiento y esto nos lleva a menor posibilidad de lesiones. Jose Montenegro afirma que por eso es que tantos equipos profesionales y atletas de élite ahora cuentan con el pilates como una parte fundamental en el régimen de entrenamiento.